Científicos han encontrado patrones de nado entre los perros y mamíferos acuáticos.

January 2, 2017

Un delfín requeriría un esfuerzo energético grandísimo si tuviera que desplazarse en tierra y que se incrementaría con la distancia. Por otro lado, un animal terrestre tendría un costo energético muy elevado si tuviera que desplazarse en el agua. La pregunta es: ¿dónde está el punto de inflexión para desplazarse en estos dos medios.

Frank Fish , biólogo de la Universidad de Pensilvania West Chester, quería saber exactamente qué maniobras realizaban los perros al nadar. Esperaba diseñar un experimento para realizar una primera observación en profundidad del movimiento de las patas del perro en el agua.

El grupo de investigadores colocaron cámaras bajo el agua, en una piscina especialmente diseñada para la rehabilitación equina. Una vez instaladas trajeron a los perros , registrando el movimiento de sus patas bajo el agua. La investigación fue presentada a principios de este mes durante la reunión anual de la Sociedad de Biología Integrativa y Comparativa en Austin , Texas.

Mediante la observación y el análisis de las imágenes, Fish y su grupo hicieron una observación notable : Indistintamente del tamaño del perro, tienen la misma forma de nadar. El nado del perro es similar a un trote acuático, donde las patas se mueven hacia adelante y hacia atrás en secuencia diagonal, a diferencia de que, los avances son más largos y el modo de andar más rápido.

“A pesar de que los perros de la prueba tenían una manera de caminar muy distinta en tierra, tenían la misma forma de nadar”

La observación de las técnicas de nado caninas ayudan a los científicos a entender como los ancestros de animales como los delfines pasaron de la tierra al mar. Fish trata de entender que factores de selección entraron en juego en aquellos animales que comenzaron a nadar. Los mamíferos acuáticos evolucionaron de cuadrúpedos que se movían en el agua y con el tiempo fueron cambiando las patas por aletas.

Los investigadores estiman que los primeros mamíferos acuáticos entraron en el agua hace unos 60 millones de años y que les llevó 20 millones de años desarrollar aletas como las modernas ballenas y delfines.